Metonimia es un estudio-atelier fundado en Barcelona en el año 2009 por Daniele Vinci  & Anna Costa, diseñadores-artesanos con formación en arquitectura y restauración arqueológica. Con el hierro como material base y sus múltiples formas de trabajarlo, elaboran mobiliario, iluminación y objetos de interiorismo, con el pasado como recurso o inspiración. De momento podemos encontrar parte de su trabajo en la Red de profesionales que apuestan por el buen diseño o2Spain.org, pero en breve su web funcionará y nos permitirá conocer mejor sus creaciones y poder contar con alguna de ellas en nuestros hogares.

ArtesaniaDe hecho, yo soy una de las afortunadas que cuento con una de sus obras de hierro forjado con baldosas hidráulicas. Una obra única de Metonimia, útil, duradera y con una historia detrás. Vamos, de esos productos que son más que productos. Que forman parte de tu vida y que siempre lo harán. En mi caso, saber quién le ha dado forma al hierro, quién ha escogido las baldosas y las ha restaurado para mi, quién ha unido forja y cerámica para crear un mueble a medida… le da al producto final un valor sentimental, emocional. No estamos acostumbrados a consumir productos artesanales, hechos en nuestra ciudad, con materiales locales, y profesionales tan cercanos y cuidadosos. Aunque no todo lo que consumimos pueda ser producido así (no me imagino un IKEA con muebles artesanales o un chino con despertadores hechos uno a uno, de manera artesanal, por menos de 3 €); nos hemos acostumbrado a comprar diseño barato, y permitirnos el lujo de aburrirnos de él y reemplazarlo en poco tiempo. Total, ¡para lo que cuesta!

Como consumidores, hay productos que deberíamos valorar y consumir, y que no deberíamos perder. Productos artesanales, locales, con historia, para siempre… Artesanía y diseño son una potente mezcla; difícil de ubicar en el mercado actual, pero con un valor que va más allá del económico. Hacer que la artesanía llegue a todo el mundo, es tarea difícil. Las horas dedicadas a cada producto único no son competitivas en relación a una cadena de montaje, impersonal pero eficiente y rápida. Pero, insisto, en mi casa IKEA está presente, cambia de habitación, de posición, y algún día dejará de estar. Pero la creación de Metonimia siempre formará parte de nuestro mobiliario, allí dónde vayamos. Siempre será uno más… Contra eso no hay sistema industrializado y eficiente que compita…

*Post dedicado a Mila Vinci Costa.