Milk Design vuelven a hacerme sonreir. Hace unos posts fue con su genial idea para aprovechar cualquier recipiente de casa como jarrón. ¿Lo recordáis?

Esta vez, este estudio de diseño sigue enfocando su creatividad en la reutilización de objetos. O en este caso, de partes de objetos. Como insisto en muchos posts, un objeto pasa a ser un residuo cuando deja de ser usado. En muchos casos esto sucede cuando aún está nuevo o cuando aún es fácilmente reparable. Bien, en este caso, Milk Design resucita partes de sillas, taburetes, divanes… y mezclando sus “extremidades” aún en buen estado con otros materiales nuevos, crea muebles únicos y con alma. Sí, ya sé que estas creaciones son más bien puntuales, anecdóticas… y  que además mezclan materiales y dificultan su posterior reciclaje. Pero no deja de ser inspirador diseños como estos que invitan a crear reutilizando. Y en este caso, la reutilización ha buscado mantener el uso original: una silla, un taburete, un diván…