Una alternativa al subrayador convencional de tinta. Este lápiz de madera natural y biodegradable hace la misma función que un subrayador, dura más y contamina menos. Se fabrican en Austria para el suministro de escuelas verdes. Su precio es de 2$ y se puede adquirir a través de esta web.