Llega el 2013 y aún seguimos en crisis económica, social y ambiental. ¿Qué ha cambiado? ¿Cómo acabará todo esto? Muchas personas esperan a que todo vuelva a la normalidad, a ser como antes… pero esto no pasará… Por otro lado, cada vez son más los emprendedores que han decidido coger las riendas de sus vidas, aplicando sus conocimientos y experiencias en proyectos propios. Proyectos que apuestan por  valores más sostenibles y coherentes a nivel social, que permitan crear una nueva economía, más circular y justa. ‘We have a plan’ es uno de estos proyectos…

El patio de una casa muy particular

El patio de una casa. Un espacio de paso, para estar, para encontrarse. Con plantas, pajaritos, luz natural, un porche… Dónde pasar una tarde de cháchara. Dónde huir del calor del verano. En Jacarilla, un pueblecito de la Vega Baja (Alicante) de 2.076  habitantes, muchas casas tienen patio. Tienen ese espacio único, envidiable por los urbanitas… como yo.

Miriam Wallace, diseñadora de moda, siempre ha tenido uno… y pensó, ¿por qué no aplicar este modelo a su negocio? We have a plan (que en breve tendrá web y que ya se puede apoyar y seguir vía Facebook) es una iniciativa-negocio-proyecto que parte de esta dualidad casa-patio para  evolucionar, crecer, aprender y cambiar el mundo a través de un proceso natural y creativo.

 ¿Por qué en Jacarilla?
Jacarilla es el pueblo en el que nacieron mis padres, los dos.  A dos calles de distancia. Se conocían desde pequeños. Yo nací y siempre he vivido en Barcelona… pero toda mi familia es de allí y allí sigue viviendo. En Jacarilla también tengo amigas y amigos, muchos de ellos primos míos sin yo saberlo. Miriam es una de esas amigas… y esta es su historia.

Jacarilla, como muchos otros pueblos de la zona y de España, tuvo un momento de gran crecimiento económico, basado principalmente en la construcción: constructores, electricistas, albañiles, “herreros”… y los servicios asociados a esta: turismo, restauración, etc; vieron crecer de manera exponencial y descontrolada sus negocios. Aunque tradicionalmente la principal actividad económica de la zona era la agricultura, desde hacía unos años esto había cambiado. Pero llegó la crisis y con ello una disminución de ventas de pisos y una bajada radical de los precios, con todo lo que eso conlleva: no obras nuevas, no instalaciones que hacer, no no no… y aquí ha llegado el gran parón. Un parón que ha coincidido con un 19,8% de la población de Jacarilla de origen extranjero (ingleses, mayoritariamente).

Pero, ¿qué es We have a plan?

Pues eso, un plan B, C o Z.  Un plan alternativo, propio, con marca registrada, coherente con unos orígenes y unos objetivos… Una casa llena de retales y bocetos de piezas de ropa únicas, y un patio dónde la gente circula, se conoce, comparte ideas, aprende y encuentra inspiración. La casa es el propio taller de costura y confección de Miriam; y el patio, es el espacio de tienda y talleres, abierto al público y otros creadores.

El mobiliario Quilombo me llamó mucho la atención: un  joven trabajador del aluminio y el hierro, una arquitecta y un “científico” (entre otros) diseñan estructuras de hierro para crear mecedoras y taburetes añadiendo piezas de plástico trenzadas. Puedes comprar los asientos enteros o puedes comprar la estructura más barata y entonces tener una experiencia propia de fabricación del trenzado. Más que muebles, propuestas para aprender técnicas de autoconstrucción y para impulsar a usar de nuevo las manos y construir aquello que necesitemos.

Una casa y un patio de km “cero”
Todo en ‘We have a plan’ es de origen local, casero y próximo.  Y lo mismo pasa con los proveedores y colaboradores. Todos son de la zona, todos levantan cada día la persiana con la misma ilusión que el primer día confiando en que hacer bien su trabajo e innovar ayudará a mantener sus negocios y proyectos… y eso es un gran logro porque ahora mismo todo viene de fuera, todo es “Made in China”. Por otro lado, el propio espacio del proyecto es digno de analizarse con lupa: maderas reutilizadas de antiguas bigas y de otros usos locales, muebles autoconstruidos en función del material existente y en base a diseños propios y hechos a medida (muebles inútiles, muebles útiles…), decoración que recuerda a los patios (plantas, periquitos, luz natural…), utilización de materiales naturales como el cañizo (muy abundante en la zona). Sistemas de poleas para no desaprovechar ni un rincón y para poder conectar la casa con el patio… Hasta el más mínimo detalle tiene un por qué y es coherente con el resto.

Then, do you have a plan?
Si la unión hace la fuerza, por qué ir por separado… Miriam miró a su alrededor y decidió sumar esfuerzos: otros artistas y artesanos, otros diseñadores, arquitectos, y una población extranjera cada vez mayor con muchas ganas de relacionarse y aprender. Por eso todo será bilingüe en ‘We have a plan’. Porque lo importante es comunicarse y crear sinergias y espacios de encuentro. Un patio único para una casa única.

En breve habrá novedades: talleres de serigrafía para niños y para adultos (en castellano e inglés), cineforum, peluquería alternativa, tienda online, nuevos artistas y creadores, etc. Todo esto en Jacarilla, un pueblo en el que un proyecto así sorprende, genera bastante escepticismo por miedo a lo desconocido y alternativo… pero que finalmente lo aceptará y lo ayudará a crecer. Estoy convencida. Porque al final, todos, absolutamente todos, tenemos un plan… o deberíamos.